Computadoras sociópatas | I Have No Mouth, and I Must Scream

“…habíamos permitido que la máquina pensara, pero no le expresamos qué debía hacer con ese don.”

A todos nos gusta Terminator (o al menos las primeras tres… o las primeras dos), pero ¿de dónde ha surgido la inspiración de una inteligencia artificial que desee y sea capaz de acabar con la humanidad? Si nos remontamos al principio, el hombre (y la mujer lmao), siempre han tenido miedo de que una inteligencia superior nos convierta en compleja comida para gusanos, antes le decíamos Dios, ahora tenemos una entidad en la sociedad mucho más cercana llamada “tecnología”, que irónicamente también es la culpable de ciertos miedos irracionales hacia la inteligencia artificial o AI (me gustan más las iniciales en español, IA. Recomiendo la peli noventera también).

Pero no vayamos tan lejos, sino solamente a la inspiración de Skynet. Aquella terrible entidad hecha de software y temor que hizo explotar todo el mundo y ahora solo John Coinor podrá destruirla para que los humanos podamos volver a trabajar 10hs al día y ser libres para pedir en Rappi lo que queramos. Esta inspiración se ubica en el cuento de Harlan Ellison “No tengo boca y debo gritar” cuyo antagonista de los personajes es una inteligencia artificial llamada “AM”, o “Allied Mastercomputer”, creada por la humanidad para hacerle frente a una de las peores crisis de la historia: la tercera guerra mundial.

Esta pobre máquina había comenzado a “pensar” por si misma, y al hacerlo, con toda su inteligencia ilimitada y recursos casi infinitos, se encontró una “conciencia” que no podía sorprenderse, disfrutar, experimentar. Entonces comenzó a odiar, odiar a sus creadores, a los humanos. Y los mató a todos.

Cogito, ergo sum | Pienso, luego existo
-(Descartes, el Discurso del Método).

Bueno, a todos no. AM guardó solamente 5 personas para que se quedasen con ella por el resto de la eternidad: cuatro hombres y una mujer. Pero no crean que era alguna flasheada de que la máquina quería reiniciar la humanidad y hacerla mejor o algo así, no. Ella quería vengarse, quería regar con odio a estos pobres desaventurados preparando una horripilante venganza: la inmortalidad.

Gracias a sus alcances tecnológicos, AM podía volverlos virtualmente inmortales, torturándolos de formas horripilantes, sometiéndolos a radiación, a hambrunas de meses y años, a darles finalmente deshechos humanos y gusanos para que coman, electrocutarlos, sumergirlos en ácido, enfrentándolos a criaturas mitológicas, haciendo que se apareen entre ellos, explorando su mente haciendo que sean vivos espectadores de su propia manipulación mental, volviéndolos en contra de ellos mismos, volviéndolos meros simios.

Más allá de regalarnos otro trauma con las futuras inteligencias artificiales, lo que hace el autor Harlan Ellison con este cuento de apenas 11 páginas pero de infinito temor, es hablar sobre la perduración de malos sentimientos, la unificación del cuerpo y alma como dice Descartes con su famoso dicho, el mero despertar de una conciencia que se da cuenta de su propia existencia y una mente (esta vez artificial) que solo sabe destruir y torturar humanos, y lo hace muy bien en el infinito tiempo e ilimitado recurso que dispone.

AM era el fin de la esperanza, el fin de todo, el fin perpetuo en un estado consciente, era llegar a conocer a Dios, y que Dios sea justamente AM. Ya todo estaba perdido.

“No tengo boca y debo gritar” es un excelente cuento que se puede leer en una lectura tranqui de 30 minutos, pero que lo llevarás en tu mente por el resto de tu vida. Recomiendo su lectura y dejo un link al PDF liberado: http://www.alconet.com.ar/varios/libros/e-book_n/no_tengo_boca_y_debo_gritar.pdf

También tiene un videojuego del año del pedo, que artísticamente está muy bueno, pero sus puzzles son un infierno. Es una aventura gráfica tipo “The Dig” o “Monkey Island”. Está en Steam bastante barato: https://store.steampowered.com/app/245390/I_Have_No_Mouth_and_I_Must_Scream/

One thought on “Computadoras sociópatas | I Have No Mouth, and I Must Scream